¿Se puede sentir satisfacción en el trabajo?

Reflexiones y #Consejos

Niños en el colegio

photo credit: woodleywonderworks via photopin cc

Abro mi Facebook y me encuentro con amigos que despiden con nostalgia un curso escolar que ha dado su fin. Multitud de respuestas que se suman a la triste despedida de esos momentos agradables en el aula, con sus alumnos, con sus compañeros de trabajo, de piso, con el hogar de alquiler… Palabras de agradecimiento y regalos como colofón. Tiene paradojas esto de la educación, en el mismo grado son valorados que menospreciados. Y sin embargo la misma conclusión; En una palabra: GRATIFICANTE.

Líneas más abajo, pobres desgraciados, amigos que desesperadamente piden vacaciones, el fin de su jornada laboral, del suplicio que les absorbe hasta los huesos, de las medidas abusivas de estos tiempos… En una palabra: AGONIZANTE.

No puedo evitar contrastar estos datos y me pregunto: ¿Qué está pasando?.

Charles Chaplin en Tiempos Modernos

photo credit: Zahorí via photopin cc

¿Acaso no deberíamos sentirnos todos como en la primera situación? Digo con cierta pesadumbre que Sí. Y me pesa, casi ya con resignación, porque los que verdaderamente podrían hacer algo por cambiar la situación se dedican a otros menesteres a su parecer más importantes.

Medidas de apoyo al emprendedor, a las pymes, líneas de financiación, regulación laboral… tararí que te vi! En una palabra: MENTIRA.

Tenemos grandes ejemplos de que no todos sufren de las consecuencias de la crisis en este país. Hay quienes se aprovechan y saben dar tajada; Vamos, que les está viniendo de perlas!

Y a la mayoría se nos sugiere aceptar un trabajo aún si no te sientes valorada porque la situación actual lo requiere. En una palabra: ERROR.

Acéptalo si crees puedes sacar algo valioso porque no sólo vas a ser tú quien aprenda, los demás también se benefician de tus conocimientos.

Aprende a valorarte porque estarás enseñando a los demás a hacerlo.

Y no te conformes siempre, sólo porque la situación lo requiere, porque jamás podrás sentir la satisfacción de estar haciendo realmente lo que te gusta.

Eso sí: NO DEJES DE PELEAR! – ¿Estás haciendo lo que te gusta?

Anuncios